INSTRUCCIONES PARA EL CUIDADO Y MANTENIMIENTO DE GUITARRAS CLASICAS, GUITARRAS FLAMENCAS Y GUITARRAS ACUSTICAS


AGENTES ATMOSFÉRICOS

LA humedad o sequedad extrema es perjudicial. Los cambios bruscos de las condiciones ambientales de humedad ambiental o viceversa se deben evitar en todo momento, ya que esto puede causar grietas en la madera, independientemente de lo bien curada que esté la madera.

Los instrumentos de cuerda nunca se deben colgar de la pared ya que la humedad, que se acumula en la pared se puede transferir al instrumento. El exceso de humedad puede ablandar el pegamento y hacer que las juntas se separen.

La madera es un material higroscópico, que absorbe fácilmente o expulsa la humedad de acuerdo con las condiciones climáticas. Se recomienda que usted mantenga su instrumento entre 40-75% de humedad relativa del aire. Cuando la humedad sea inferior al 40% la madera podría agrietarse y provocar un cambio de la acción de la guitarra. Cuando el grado de humedad es superior al 75% el pegamento podría ablandarse resultando en pérdida de sonido y zumbido debido a una reducción de la acción en el mástil.
Cuando la guitarra se transporta en el compartimento de equipaje de un avión las cuerdas deben ser aflojadas por completo.
Se recomienda que el instrumento sea cubierto con material de seda dentro de la caja.
Las guitarras nunca debe ser colocadas en el maletero de un vehículo en condiciones de sol, ya que las temperaturas pueden alcanzar hasta 75 °, lo que haría que el instrumento pueda reventar.


ALTURA DE LAS CUERDAS DE LA GUITARRA

La acción recomendada para la guitarra clásica es de 4 mm. para la sexta cuerda y 3 mm. para la primera cuerda, tomando como referencia la parte superior del traste nº 12 y la parte inferior de la cuerda, mientras que el instrumento está correctamente afinado.

En la guitarra flamenca la altura de las cuerdas es mas baja y como referencia podemos dar las siguientes distancias:

Altura entre la primera cuerda y el traste 12: 2 mm.

Altura entre la sexta cuerda y el traste 12: 2,5 mm.

El instrumento debe estar siempre bien afinado, y cuando se cambien las cuerdas la guitarra siempre debe ser afinada al tono natural. En ningún momento deben retirarse todas las cuerdas a la vez ya que esto causaría una pérdida de tensión de la tapa. Cada cuerda debe reemplazarse individualmente.

Debido al sudor de los dedos, las cuerdas de la guitarra tienden a perder sonoridad. Esto puede remediarse quitando las cuerdas y volviendolas a poner en sentido inverso. Si esto es insuficiente, las cuerdas se pueden lavar en agua jabonosa y volverlas a colocar cuando estén absolutamente secas.

Si las cuerdas de la guitarra empiezan a desarrollar un repentino zumbido cuando se tocan notas al aire, es probable que el entorchado haya perdido su tensión original o las ranuras de la cejuela se hayan desgastado mas de lo debido. Esto puede corregirse cambiando las cuerdas o colocando una pieza delgada de cartón debajo de la selleta. Si el instrumento ha sido expuesto a una humedad excesiva puede desarrollar defectos similares.


GRIETAS EN LA GUITARRA

Aunque no es de gran importancia cuando una pequeña grieta aparece en la tapa o fondo del instrumento, este debe ser atendido por el fabricante o por un reparador experimentado. Cuando la grieta se encuentra en la tapa, afloje las cuerdas inmediatamente.
Si, como resultado de la excesiva sequedad o edad del instrumento, los trastes solapan el borde del diapasón es necesario reducir este exceso de distancia. Aunque se trata de un trabajo muy sencillo, es aconsejable que sea realizado por un taller de reparación totalmente experimentado.

Para limpiar una mancha en el barniz utilice una balleta y agua jabonosa.


Fabricantes

Contacte con nosotros

Por teléfono
+34 918428684
Lunes a Viernes
10.00 a 18.00

Por mail
info@guitarfromspain.com
24h / 365 días al año

PayPal